jueves, 8 de agosto de 2013

Elogio a la patata

Las patatas entraron por Flandes a Europa, cuando Juan de Molina le hizo llegar desde Canarias a su hermano que vivía en Amberes tres tipos de tubérculos procedentes de América. Cuenta la leyenda que el origen de las patatas fritas tuvo lugar a orillas del río Maas, cuyos habitantes freían habitualmente el pescado del río. El invierno de 1750 fue especialmente frío y las aguas se congelaron. Los pescadores belgas idearon freír las patatas con forma de pececitos para hacer soñar a sus estómagos, dando lugar a la patata frita tal y como la conocemos hoy.
En la ciudad de Brujas está el único museo del mundo dedicado a la patata frita, el Friet Museum , que pese a su pinta de turistada total sorprende al mostrar de forma rigurosa el origen histórico, el papel en la alimentación mundial....

Patata, Patatas, Papa, PapasQué grande, la humilde patata.
                     

Y qué mal se lleva con mi báscula....

19 comentarios:

  1. Hasta que no llegaron de América junto a la patata, el maiz, el tomate y otros los europeos no podiamos quitarnos el hambre ni a puñetazos.
    Dicen que la estatura media de los alemanes era de 1,59. Vamos todos estilo Alfredo Landa. Fue empezar a comer y subieron de talla hasta el infinito y más allá, jejejeje.
    A mi me encantan las patatas, todas, hasta las de los calcetines. :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de los calcetines son tomates mari... Y viva Alfredo Landa también (pobre)
      Besos. Lenteja

      Eliminar
    2. Lenteja Mari eso será en tu pueblo, que en el mío son patatas. Mira decimos asi: juas, juas, juas, juas tienes una patata en el calcetín, juas. juas.
      :)))

      Eliminar
  2. Yo por mis patatas MAAAA-TOOOO

    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. anda! Como Belén-Esteban-...
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  3. Hay que ver la humilde patata que fuente de placer xD.
    Mi madre se pasó tiempo intentando hacer de mi "una mujer de provecho" en muchas cosas tenía razón, en casa no pueden faltar nunca patatas y huevos (y olivas) ( y pan)
    Pero mi genética debe ser diferente a la de los alemanes del estudio de Cereza porque a pesar de haber comido, y comer, bastantessss patatas no he crecido demasiado a lo alto ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestra genética es la que es... la jodía... Mi abuela también decía lo mismo sobre el relleno de la despensa ;)
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  4. La patata no engorda, engorda el aderezo patatil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaaaaa... qué bueno leerte por aquí. Estoy de acuerdo contigo en lo fundamental. En mi caso la mera patata también,je.
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  5. Sí, señora. Patatas per tutti. :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que se lo digan a los irlandeses... que sobrevivían gracias a ella...
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  6. Y después está la patata corazón jajjajaja.
    No concibo la humildad sin grandeza , ni la grandeza sin humildad... van de la mano... :-)
    Feliz y hermoso finde.
    Besos, desde la balconada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que sepas que tengo una foto de una patata que encontré con esa forma. Total. Y sí, ser humilde ya es algo grande en sí mismo.
      besos.Lenteja

      Eliminar
  7. Que bonito lo de tallar patatas en forma de pez. Muy instructivo este post...gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, anónim@. Me alegro de que te guste.
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  8. Me has hecho recordar la canción de la Trinca
    http://www.youtube.com/watch?v=s0MAFJgu5mo

    ResponderEliminar

Pasa y sírvete un plato.¿Cueces o enriqueces?