viernes, 6 de abril de 2012

Sencilla alegría

"(...)Que llevo un rato largo cascando almendrucos...oyes, y así a lo tonto me ha entrado un bienestar, que no sé cómo explicar, chica qué tontería; mira que ya sabes que a mí todo lo manual como que me relaja ( ...) que no , tonta que no me refiero a eso.... ainss... digo las manualidades (...) otra vez.... jajaja que noooooo,¿ Me vas a escuchar o sigues riéndote? mira que te cuelgo... que noooo que es serio....( ....) pues sí, están muy ricos, no son almendras amargas, son de las dulces, hay algunos hueros y otros con las cáscara de piel aún.... casi me da el lumbago otra vez de tanto rato agachada....( ....) bueno  si quieres te doy una bolsita.... (...) no, muchos no, si son para probarlos sólo, que me hace ilusión. (....) ya sí,  nada sabe tan bueno como lo que planta una... claro. (....) Bueno, vale, venga que te dejo, ya me dices y quedamos ,aaaaadiós."



        Y me quedo pensando... y sí , están muy ricos... pero están más ricos aún cuando me doy cuenta que además de que ese almendro lo planté yo misma hace casi veinte años, que el martillo con el que los estoy abriendo es  con el que mi padre el carpintero construyó todos los muebles de la habitación de mi infancia- armario,mesilla, escritorio y cama -; que la piedra contra la que golpeo, la traje de un viaje por Turquía; y no es que la piedra la eligiera yo,( es que parece que ella me eligiera a mí por lo que resaltaba entre todas a mis ojos).
Bendita consciencia que nos da estos ratos de felicidad....




25 comentarios:

  1. bendita sencillez, y la primera parte parecieme que te habias marchado al convento con Sorella, la segunda llena de hallazgos es menos sencilla y más mistica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. convento, mística... ay, ay,ay
      ;) Besos

      Eliminar
  2. ay... snif... creo ue estoy muy sensible... en cualquier caso, gracias a las que te "obligaron" a abrir el blog, así podemos "verte". Eso si que es una sencilla alegría :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que estás sensible comadre... sí.
      ( Además tú sí me has visto, está bien que además me "veas")
      Besos

      Eliminar
  3. Cuánto tiempo sin comer almendrucos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que si vives en Madrid te hago un paquetito, oye, no te
      quedes con el antojo... lo suyo es partirlos con piedras...
      Besos

      Eliminar
  4. Muchísimas gracias por esta evocación con aroma a madera (mi padre también era carpintero).
    Bendita seas tú y tu consciencia .
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera vez que me bendicen cibernéticamente-bueno y en la
      vida real también creo...- Será que estamos en Semana Santa
      y que como el de Nazaret somos hijas de carpintero...
      Muchas gracias Balconada. ;)

      Eliminar
  5. donde esté el almedruco lentejano que se quite la magdalena proustiana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja... dónde va a parar mucho más de aquí...Aunque un
      respeto a la magdalena, que al fin y al cabo es un bollo. jajajaja
      Besos y gracias de nuevo.

      Eliminar
  6. Preciosa canción que da título a un albúm con canciones tan bonitas como Un nuevo día brillará, Ecos, Noches blancas,... precisamente ahora suena Crece el caudal de Vida Tóxica.
    Cuando las tengas partidas, escaldadas para pelarlas y fritas en una sarten con un buen puñado de sal están divinas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Rosa M. que soy muy impaciente y me las zampo crudas...
      Besos

      Eliminar
  7. Este almendro es de los que no se va de casa y vuelve por Navidad. Tú tampoco, eh???
    Beso, compilente.

    ResponderEliminar
  8. Je, yo salgo para volver siempre. Besos Jira

    ResponderEliminar
  9. Oye... ahí hay un ciclo, no?? Padre-almendro-piedra. Bonito, bonito!

    No me he ido. Estoy volviendo.

    Un abrazo, preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh¡ Morgana, te echaba de menos...qué alegría, has vuelto;
      inmensa alegría... Y sí, todo son ciclos, espirales...hasta que se cierran por fin.
      Besos

      Eliminar
  10. Creo que tienes almendras en cantidad suficiente para hacer una rica tarta de Santiago o similar e invitar-nos a unas cuantas blogueras a degustar. El té o café corre de nuestra cuenta.
    Aquí va una sugerencia (comprobada):

    http://www.recetas-caseras.es/inicio/tartas/tarta-de-santiago

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hala, otra ayudando a la dieta... ;)¿y le tengo que poner una diadema con muñequitos? Besos

      Eliminar
  11. Cuando la tierra tiene que ver con nuestras manos parece que todo adquiere otra dimensión...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Alson, siempre tiene esa dimensión, pero hemos perdido la capacidad de sentirla.
      Besos

      Eliminar
  12. Si es que, no hay nada como las pequeñas cosas, cargadas de grandes recuerdos, o no, para disfrutar de la Vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, como la canción que cantaba Serrat: "Las pequeñas cosas"... Te diré que la mayoría de las cosas que me hacen muy feliz no son nada sofisticadas. Más simple que el asa de un cubo que es una. je je je

      Eliminar
  13. Vaya...Lenteja. Coger almendrucos, partirlos y repartirlos. Manualidades...:)
    Gracias. Y besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues.... de nada. Y besos y abrazos también para ti. Oye, "apapuchar" jejeje que no se me ha olvidado.

      Eliminar

Pasa y sírvete un plato.¿Cueces o enriqueces?