viernes, 15 de marzo de 2013

Flor de chocolate amargo


Para completar esta racha  de flores que llevo, la cocinera  y limpiadora de mi trabajo me regala a escondidillas esta flor azul cuyos pétalos son almendritas de chocolate envueltas en papel transparente.

Con su mísero jornal  de subcontrata  explotadora sostiene  a dos hijas adolescentes, un marido desempleado y desesperado. Con todos ellos ha tenido que trasladarse a casa de su madre , al no poder acceder a la compra de un piso -por el que hasta ahora pagaba un alquiler bajo-.
Sin embargo y a pesar de todo ello,  no pierde la sonrisa.
Y me regala esta flor.
Se me rompe el alma...
Me lleno de enseñanzas...  
y agradecimiento.


18 comentarios:

  1. :-) la generosidad casi siempre viene del que menos tiene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Jam. El otro tiene el concepto de "limosna"... ainsss.
      Besos y gracias por un comentario tan rápido.

      Eliminar
  2. sí, es tierno de encoger la tripa, uf.
    (arpoñoña)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por eso hoy escribo en letra chiquita...

      Eliminar

  3. Generosidad y dignidad a partes iguales.

    Besos, desde la balcada. Ya no volveré a escamotear besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dignidad, sí...es como la elegancia de los actos.
      De escamotear besos, nada... hasta en el carrillo de la jodía muela ;)
      Besos

      Eliminar
  4. Hay regalos que tienen un valor incalculable Lenteja.
    Gestos así demuestran que el mundo aún esta llenó de buenas personas, nobles y generosas.
    Una abraçada,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí... Tenemos que ponernos las gafas de ver el bien, porque lo malo se nos mete en el ojo directamente. Qué error...
      Besos

      Eliminar
  5. Son las personas como esas las que nos hacen pensar que todo lo malo pasa.
    Todos deberiamos sonreir mas a menudo, todo seria mas sencillo ;-)


    (perdon por la falta de tildes pero este teclado no tiene)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdonada, tranquila. Sí, sonreir.... y reír a carcajadas, también. Je.
      Besos

      Eliminar
  6. Esos aprendizajes... Cómo duelen de frustación y de agradecimiento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es un dolor bueeeeeeeno, Laquetecuén, un dolorcillo que construye y hace crecer. ( por dentro, que por fuera.... poco)Je.
      Besos

      Eliminar
  7. Es admirable que aunque la vida nos de la espalda, a algun@s más que a otr@s, haya gente que sepa sonreír a pesar de la dificultad. Es todo un arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Resiliencia le llaman. Un arte, desde luego.
      Besos

      Eliminar
  8. Respuestas
    1. Jodó, como para no admirarlas... lo que es difícil es verlas, captarlas, porque haberlas, haylas. Vamos tan deprisa siempre ainssss...y tan centrad@s en lo nuestro.
      Besos

      Eliminar
  9. La verdad es como para pensatlo...hay gente increible

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, anónimo/a, hay gente increíble, pero sólo vemos la tele... y no hablamos con el/la de al lado, embrutecid@s, nos tienen embrutecid@s, que te lo digo yo... que al fin y al cabo,estamos hablando no? jeje
      Besos y gracias por comentar.

      Eliminar

Pasa y sírvete un plato.¿Cueces o enriqueces?