lunes, 14 de enero de 2013

Sr Naranja 3- Panoli 0 . O Tratado del Masoquismo humano.

Este gato mío es raro de cojones, y digo cojones, ya que es macho -y castrado- aunque ya os repito, su antigua dueña me dijo que no me preocupara, que no se acordaba. Pues eso, que es muy raro, que no es que yo sea una experta ni una encantadora de mininos, que ya sé que éste no me hace ni caso... y eso que he conseguido muchos logros en nuestra convivencia... pero oyes, que me vino ya enseñado con siete añazos... y ve tú a cambiarle a estas alturas.

A mí me tiene loca este bicho, y claro, como de etología voy justita pues me cuestiono muchas cosas que hace: sólo come el pienso seco ese en croquetillas, y además del más barato, ( que yo encantada ), pero como curioso es un rato, le dejo oler todo , el jodío se sube a la mesa y olisquea mi tortilla francesa, el pavo, el jamón york, pescado, filetes... y digo olisquea porque sólo hace eso, que le da asquito oye; yo es que flipo porque tiene dos opciones además del asquito, o pega un rabotazo y sale escopetado o intenta enterrar mi comida en una arena imaginaria que sólo existe para él.  Otra opción es que yo cocine de pena, que a lo mejor también.... sorpresa mayúscula cuando le pillo lamiendo hasta no dejar nada de la tarrina de exquisitez  pija de ¡¡queso con pimienta!! pero de la que pica de verdad.

Y luego está eso de frotarse contra todo, que yo eso ya lo he visto en otros gatos, contra esquinas, sofás, piernas humanas...., para dejar su olor, para que les hagas caso... que vale, eso , me diréis , no es raro... pero es que mi gato ¡¡ se frota contra los cactus!! me los tiene todos como la torre de Pisa. ¿Los gatos tienen piojos?

Va el veterinario y me endosa un tubo como de pasta de dientes de una pasta marrón que huele fatal y que según él los gatos se vuelven locos de contento que para ellos es como una chuchería ( yo le pongo una cara de sabihonda, y con una ceja subida le digo que eso no le va a gustar a MI gato) y él que no, que imposible que no ha visto cosa semejante y que la malta le vendrá genial para prevenir  problemas de bolas de pelo bla bla bla... destapa el tubito y se lo aproxima al morrillo, y aquí mi minino que huye del Sr. malo de bata como gato que lleva el diablo que  le ofreciera arsénico,  se me sube a los brazos y esconde la cabeza en mi axila cual niño que dice que el jarabe se lo toma tu padre.... que a mí me salió toda mi retranca ante el asombrado veterinario... " te lo dije..."

Yo lo tengo cada vez más claro, tengan la personalidad que tenga cada gato hay un curso que hacen tod@s antes de nacer,  se titula "Cómo volver loc@ a tu human@ acompañante" y tiene mazo créditos... en diferentes módulos todos los gatines aprenden desde el destete  que siendo inconstantes en los gustos y displaceres tienen la atención constante del género humano , así caprichosos y veletas nos condicionan: ahora bebo aquí, ahora allá, ahora te pido mimos , ahora no, ahora si y me da igual que tú no quieras..., ahora no me como el pienso que está algo seco, ahora que estás dormida te quito los calcetines y los tiro al water que veo que no pones la lavadora... ahora vomito y te maúllo hasta  que vengas a limpiarlo...ahora paso del agua fresquita y limpia que me has puesto porque no hay nada como beber del agua del cubo de fregar...
ahora elijo la planta más bonita y cara que tienes para mordisquear, que de las baratitas paso...

Eso sí, desde que el Sr.Naranja vive conmigo, - o yo con él- ya no me duermo para ir a trabajar, porque si no oigo el despertador ya se encarga él de  despertarme a cachetes en la cabeza ( tiene el detalle de meter las uñas ) y mientras me levanto lloriqueando de sueño, él  con un sonido que os traduzco : "Coño yaaaaa, despierta y para el chisme ese de una vez, zopenca" se acurruca a los pies de mi cama Y OS JURO QUE SONRÍE.
Yo estoy empezando a pensar que no elegimos a un gato como compañía animal ; son estos felinos los que nos eligen -cual hipnotizador a su público sugestionable- entre  los human@s a los que amaestran hasta ser  masocas... eso o que no encuentro todavía otra explicación para el comportamiento de mi tigre de pasillo, y fíjate que  mirando unos collares para ponerle  él olisqueaba uno de cuero con chinchetas... y yo inocente le puse uno azulillo, anda que no me estaba dando pistas. Panoli que es una.



25 comentarios:

  1. Ya se que lo que voy a decir me va a traer malos ratos y peores comentarios, pero es que los gatos son como las mujeres, difíciles de cojones, no voy a decir más, con lo dicho ya llevo bastante.

    ¡¡ah!! olvidaba decir que en mi vida están pasando 4 mujeres por tan solo 1 hombre, así que algo, aunque no mucha, experiencia tengo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osado eres desde luego al hacer tal comentario en un blog de esta calaña... Te diré que yo creo que nos encontramos en la vida personas difíciles o fáciles de convivencia y trato, así como situaciones y momentos que lo acentúan, y digo personas,-mujeres y hombres, por tanto-.
      Ahora bien, si es así como cuentas y tu experiencia es repetida con mujeres difíciles... deberías pensar que hay algo que te hace elegir su compañía o bien que creas dinámicas para que este tipo de relación sea de este modo: difícil... ahí te lo dejo... ;)
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  2. Y nosotras que pensábamos que el Pelúo era el dueño de la casa.... nada comparado con el señor Naranja.
    Jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, ni pagan IBI, ni basuras, ni hipoteca...dueños y señores de enseres y personas por tanto. Asumámoslo. Yo prefiero pensar que es una convivencia pactada... Cada una se engaña como quiere ;P
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  3. jajajajajaja ¡¡¡que bien enseñadita te tiene!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cum laude... ya te digo...Luego con unos mimos y carantoñas , ya está, lo arreglan todo... ainsss
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  4. jajaja que manera de reír. Sería interesante leer lo que escribiría sobre su humana si pudiera tener blog ;-)
    Nos tienen cogido el número, saben que son los reyes de casa. Esta mañana a las 7 hacia un viento y un frio de narices, no veas lo que me ha costado que mis perr@s me hicieran el favor de salir a pasear conmigo!!!
    Un petó Lenteja,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo hacen por ti, no te creas...jajajaja
      Desde luego sería la repera un blog así. Ahora mismo estoy leyendo un libro que me acaban de regalar que está escrito por un perro...
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  5. jajaja, son caprichosos, es cierto. El mío también tenía cosas raras de este tipo. Hubo una época en que le dio por comerse sólo la comida que estaba a un lado del bol. Sólo de ese lado. No era cosa del bol, era cosa del punto cardinal, porque si girabas el bol seguía comiendo del mismo lado. Lo de que cuando tú te vas él se enrosca sonriendo, jaja, es exacto, es así. Se ríen, tú en la ducha asqueado de la vida por el día que te espera, y él en la gloria.

    Es que si no fueran así, para qué tener gato???

    Piojos no, lo que tienen es pulgas, te lo juro. Y les sientan fatal... son delicados los señores, No se les puede ni tocar porque se les irrita toda la piel.

    Oye, que es guapísimo, que pasada de gato... En el fondo es bueno, por lo menos es lo que dice su cara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muuuuuuuuy guapo. A mí me tiene tonta, lo confieso. Pero porque además es cariñoso, zalamero, se deja achuchar- casi siempre- Es un gato-perro.
      Besos.Lenteja

      Eliminar


  6. Tu señor Naranja sabe mucho de la vida pues te ha escogido con buen tino, por tanto, habrá que dejarle ser todo lo excéntrico que quiera, jajaja. Un abrazo salino.

    ResponderEliminar


  7. Tu señor Naranja sabe mucho de la vida pues te ha escogido con buen tino, por tanto, habrá que dejarle ser todo lo excéntrico que quiera, jajaja. Un abrazo salino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si tampoco es muy tiquismiquis...algo neurótico nada más...entre él y mi padre me tienen loca, jajaja
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  8. Reconozco a Lúa en eso de que el Sr. Naranja no quiere más que pienso seco y del "malo". Ahora la mía pasa de los patés, las mousses...sólo come pienso y eso si, ella y Zoe están enganchadas a la taurina. Se me han vuelto yonkarras. De hecho Zoe me despierta a las 6 menos cuarto (15 minutos antes de que suene el despertador...cabronaaaaaa) pidiendo la puñetera taurina.

    Sobre la malta...si que es raro que no le guste, a las mías les priva. Y que sepas, que me he muerto de envidia al ver la foto en la que sale el Sr. Naranja acurrucado en tus brazos. Las mías no soportan que las coja. Zoe vale, que vino ya mayor, pero es que a Lúa la he criado (te suena eso de cría cuervos y te sacarán los ojos?)

    Ays! pero son nuestra debilidad!!

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Taurina ¿ qué es eso? ¿por qué endrogas a las gatas? ¡¡se te van a volver toros!!Con los madrugones que me pego, como el Sr.Naranja me despierte antes... nuestra relación va a empeorar drásticamente.
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  9. Estoy con Chris en la parte de la envidia, que la mía la tengo desde que tenía un mes y sólo la puedo "coger" si es ella la que viene a subirse en mis piernas o durante unos segundos si la pillo desprevenida durmiendo o algo. Eso sí, lo que me ahorro porque le guste el pienso "del malo" (de la marca Día, ya ves tú, que de otras marcas la señorita se ponía a elegir bolas o directamente no se lo comía y me formaba la de Dios es Cristo) no me molesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quería un gato-perro, vamos, con las ventajas de un gato en comodidad y con la afectividad de un perro. Estoy en-can-ta-da.
      También tengo un pájaro ( pero no es lo mismo, jajaja)
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  10. Jaaajajaja. Todo un carácter tu sr. Naranja. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te puedes hacer idea maja...
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  11. jajajajajajajajaja... me habéis hecho pasar un rato de miedo, tú y el señor Naranja.... a carcajadas he terminado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué jodía, si casi te estoy oyendo jejeje
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  12. jajajajajajaja es el dueño y señor de la casa y de sí mismo. Ese bote de crema marrón que le mandó el veterinario lo tengo para los míos. Hay que untarle la crema en la mano para que se la laman (porque les encanta... ¿les encantaaaaa?, a los míos no). Entonces cuando se ven aquel pegote, se lo miran aterrorizados y sacuden la mano antes de salir corriendo a esconderse, con lo que la cosa pastosa sale volando y se pega en los azulejos, en las puertas o donde caiga. ¡Me encantan los felinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves? si ya lo decía yo... Yo se lo pringo en el hombro y el tonto se lo lame para quitárselo jajajaja ( Pequeñas batallas que voy ganando...) Sr.Naranja 3-Lenteja 1
      Besos.Lenteja

      Eliminar
  13. No tengo el gusto de conocer las costumbres gatunas, ni de cerca, ni de lejos, pero creo que tienen personalidad propia, tan fuerte y tan inmutable que si hacemos la analogía entre el huevo y la gallina, y entre el gato y su personalidad, no hay duda: lo primero es lo primero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto... esto... ¿qué es lo primero? jajaja
      Besos.Lenteja

      Eliminar

Pasa y sírvete un plato.¿Cueces o enriqueces?